Según se recorren las plantas del edificio, las puertas se abren a amplias oficinas inundadas de luz, que capta la atención hacia innumerables detalles: la altura de los techos, sus elaboradísimas molduras y el noble diseño de los muebles. Al final del pasillo, hay una mesa de Jean Prouvé y un sillón de Pierre Jeanneret. Reina la sofisticación. Al igual que Sandro, es discreto pero complejo. El uso de líneas, el equilibrio de los volúmenes y la sofisticación del ambiente refleja el espíritu de la Maison Parisina y sus colecciones perfectamente. En la actualidad, el espacio abarca un área de 2.700 m2, donde la marca acoge todos sus departamentos, incluido el estudio de diseño y el taller. Hoy en día Sandro emplea a 1.700 personas en todo el mundo y todos ellos trabajan en estrecho contacto con la oficina central.

El nuevo espacio creativo de Sandro estará ubicado en el bulevar parisino Haussmann. Toda la calle Square Beaujon desprende moda y arte. La nueva sede de Sandro se encuentra en un edificio construido en 1860 siguiendo las indicaciones del Barón Haussmann. El edificio principal fue modificado en 1930, cuando se le añadió la primera extensión creando la forma de L y de nuevo en 1969 cuando se subió de altura. Frente a un patio con fuente, se creó un solárium para integrar todos los edificios y el interior del patio se ha transformado en un jardín japonés.

Arriba Up arrow