Le Costume

¿Qué lana 120's le dará el toque sublime? Trabajado, orlado, almidonado, planchado. El diseño cobra vida... Y el traje está listo para ser lucido. Llevar el traje es estar seguro de sí mismo. Insolente con perfecto de piel. Indolente con gabardina de tejido fluido. Elegante para la ocasión, con un completo de tres piezas. El traje cobra vida conforme a la personalidad y a las temporadas. Y el hombre se reinventa al ritmo de las seis discretas letras de la Maison Sandro.

Mucho más que una simple prenda del vestuario, el traje es un uniforme. Símbolo atemporal de un mundo convencional que solo pide ser reinterpretado. Es el hombre quien hace al traje. No a la inversa. Debe hacerse a cada cual... Todo comienza por un diseño. Los contornos trazados de una silueta elegante. Corte minimalista. Línea gráfica. Sisa pequeña distintiva de la firma. El futuro hombre de la temporada ha nacido. Rumbo al taller. Las manos se acompasan al ritmo de la música y los maniquíes esperan. Patronaje, ensamblaje, montaje. Paciencia... ¿Panamá azul de Francia o fil à fil mezclilla?

Arriba Up arrow